Magazzino Italian Art

Magazzino Italian Art

Hudson Valley, New York, USA


Arquitecto: Miguel Quismondo.

Actividad Proinller: Cerramiento Carpintería gran formato Reynaers. Vidrio Low Iron

Fecha realización trabajos: 2016

Apertura: 2017


En éste año 2017, se inauguró el Museo Magazzino Italian Art en Hudson Valley, propiedad de Olnick – Spanu.

Tal vez sea el mejor lugar para el arte pobre – arte povera, en el italiano original -: un viejo almacén de productos lácteos reconvertido en planta de ensamblaje de equipos informáticos, situado en una antigua zona industrial. Allí es donde se inaugura el día 28 Magazzino, o sea, Almacén en italiano, el primer espacio artístico diseñado en Nueva York por un español. Miguel Quismondo, nacido en Madrid hace 43 años y que lleva trabajando en el proyecto desde 2012.

El valle del Hudson es una especie de prolongación de los museos de la ciudad de Nueva York. El área no es conocida por su presencia artística… todavía. Porque la historia del arte neoyorkino es, más que artística, inmobiliaria. Los artistas van en busca de sitios baratos donde vivir, y las galerías y museos, en general, tienden a seguirles. Así, en los cuarenta y cincuenta Max Ernst, Mark Rothko, Ludwig Sander, Jackson Pollock o Franz Kline se fueron a los Hamptons, a 150 kilómetros de Nueva York.

Como la mayor parte del arte en EEUU, Magazzino está unido a dos mecenas. En este caso, a la neoyorkina Nancy Olnick y del sardo Giorgio Spanu, dos promotores inmobiliarios que tienen una docena de rascacielos en Manhattan. A lo largo de su vida, los Spanu han acumulado más de 400 piezas de arte povera, una cifra particularmente destacable si se tiene en cuenta que lo han hecho con la mayor de las discreciones, hasta el punto de que su nombre no aparece en la lista de los 100 mayores coleccionistas de arte que elabora cada año Artnet, pese a que tienen también una colección de 500 vasijas de cristal de Murano que fue objeto de una exposición en el Museo de Arte y Diseño de Nueva York en 2000. Otra peculiaridad de la pareja es que, como ha desvelado la agencia de noticias Bloomberg, Magazzino es una organización con ánimo de lucro, algo inusual en el mundo del arte de EEUU.